Close

Una piscina en las estrellas

Torre Zaragoza, el primer rascacielos residencial de la capital aragonesa en superar la barrera de los 100 metros de altura, ha sido diseñado para lograr el máximo confort a todos sus habitantes. Además de unas viviendas de ensueño con las más altas calidades, cuenta con unos servicios y zonas comunes excepcionales, que harán las delicias de todos los propietarios. Dos piscinas, una pista de pádel, un gimnasio, un amplio garaje, ascensores de gran capacidad, un portal creado para la relajación y unas fantásticas zonas verdes completan la oferta del edificio.

Además de por su altura y por su elegancia, este complejo dará mucho que hablar por su singular piscina situada en el piso 18. Como si de una película de Hollywood se tratara, los habitantes del rascacielos podrán darse un refrescante baño o tomar el sol en las tumbonas mientras disfrutan de las mejores vistas de la ciudad. Asimismo, y pensada especialmente para las familias, el rascacielos contará con otra piscina en la planta baja, que dispondrá de una zona acuática infantil para que mientras los más pequeños chapotean en el agua, los mayores pueden refrescarse en la piscina contigua.

También en la planta calle se han dispuesto unas zonas verdes para relajarse del estrés de la gran ciudad y que los niños puedan jugar tranquilos. La guinda la pone el hilo musical que acompañará a estas instancias y que amenizarán la velada.

Los amantes del deporte lo tendrán muy fácil para mantenerse en forma sin siquiera salir de casa. Torre Zaragoza contará con un gimnasio equipado con aparatos multifunción, bicicleta, cinta de correr, etc. Y para los que prefieran el ejercicio al aire libre, una pista de pádel con césped artificial y cierre perimetral de cristal y acero.

Tiene un total de siete ascensores con capacidad para 13 personas y dos montacargas de tamaño especial para facilitar el transporte de muebles y elementos de gran tamaño a las últimas plantas del edificio. Se sirven de las últimas tecnologías para que los viajes puedan ser rápidos y suaves, llegando a triplicar las velocidades convencionales. Además, se han incorporado correas de tracción que reducen la huella de carbono.

El rascacielos posee cinco plantas de garaje con 441 amplias plazas y 285 trasteros. La puerta de entrada es automática y la terminación del suelo es de hormigón, con el mismo acabado tanto en el garaje como en los cuartos trasteros. El recibidor, por su parte, será grande y confortable, dispuesto con sofás y mesas cómodas y elegantes, que servirá como una carta de presentación inigualable para los visitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies