Close

Viviendas con una temperatura constante todo el año

Torre Zaragoza ha sido diseñada para lograr el máximo confort para todos sus habitantes. El objetivo de este proyecto es crear unas viviendas para disfrutar, no solo de la imponente belleza de vivir en un rascacielos, sino también de la comodidad de formar una familia en un hogar con una temperatura constante de forma económica y sostenible. Gracias al sistema de construcción Passivhaus, se consiguen soluciones eficientes que permiten reducir el gasto en calefacción y refrigeración, disponer de aire libre de contaminación en todas las habitaciones y aislarte de los molestos ruidos y olores del exterior.

Este proyecto urbanístico se sirve de unos minuciosos estándares de construcción que derivan en un consumo casi nulo gracias a un riguroso control de los puentes térmicos y el aprovechamiento óptimo del soleamiento.

El rascacielos posee una segunda piel, que crea una cámara de aire entre la fachada exterior y la interior y protege al interior de las viviendas de los cambios de temperatura exteriores. La fachada exterior es ventilada tipo FAVETON y de color claro, mientras que la interior es oscura y de tipo SATE. Durante los meses de verano, el aire de la cámara se calienta, creando un “efecto chimenea” que evacua el aire caliente y lo renueva por aire frío, lo que repercute en unos interiores más frescos. En invierno, sin embargo, el aire de la cámara se calienta pero no lo suficiente para que se produzca el mencionado efecto, por lo que ese aire caliente se queda en la cámara, conservando el calor de los hogares. El resultado, una temperatura constante en las 285 viviendas durante todo el año.

Todas las viviendas poseen un sistema individual de aerotermia, un novedoso sistema que extrae la energía de la temperatura del aire. La calefacción y la refrigeración se produce gracias a una bomba de calor mediante suelo radiante en invierno y refrescante en verano. Asimismo, produce agua caliente sanitaria durante todo el año. Se trata de una tecnología sostenible, ya que no emite humos ni produce combustión y consigue un ahorro energético de hasta un 65%; además de ser mucho más económica para el propietario.

Cabe señalar que todo esto no se perderá al abrir las ventanas para ventilar, ya que no hace falta hacerlo. Torre Zaragoza provee de aire puro, filtrado y libre de contaminación y de partículas de polvo a todas sus viviendas gracias a un recuperador de calor. Gracia a esto, aquellas personas que padezcan asma o sufran algún tipo de alergia podrán respirar mucho mejor.

En definitiva, el rascacielos contará con viviendas confortables, sostenibles y con una temperatura constante todos los meses del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies